Páginas

domingo, 9 de noviembre de 2014

Life lately

Solucionados los problemas técnicos que me han mantenido dos meses fuera de combate, por fin retomo el diario. En todo este tiempo me han pasado bastantes cosas, algunas interesantes otras no tanto. Así que, en primer lugar, vamos a ponernos al día de chismes. 
¡Seguro que tú también tienes novedades que contar!

Cappuccino frente al Duomo con Mr Buttercup  

En estas semanas que he estado ausente ha habido tiempo para todo, ¡también para viajar! 
Después de varios meses de espera, Mr. Buttercup y yo nos subimos a un avión dirección a Italia. Pasamos unos días en Florencia e hicimos una pequeña visita a la ciudad de Pisa. 
Un itinerario repleto de arte, paseos con acento italiano y helado, ¡mucho helado! 

Recortes de la décadas 40 y 50 en la Galleria del Costume (Florencia) 

Durante mi ausencia también ha habido tiempo para sacar la ropa de abrigo y prepararse para el frío. Los días de "veroño" terminaron y para acompañar el cambio de estación, decidí cortarme el pelo. Tras años indecisa y con la melena casi por la cintura, en un arrebato de atrevimiento al salir del trabajo decidí dar el tijeretazo. ¿El resultado? Una media melena que da bastante juego a la hora de peinar y no me disgusta en absoluto. Sin embargo he de confesar que, de vez en cuando, echo de menos un buen recogido...

Echándole un vistazo a un gorrito de baño con estampado floral

A la vez que yo inauguraba el otoño con nuevo corte de pelo, el evento In Love Market inauguraba la temporada de mercados vintage para estos últimos meses del año. Desde el 16 de octubre hasta el 8 de diciembre (de jueves a domingo), expositores relacionados con la repostería y la moda vintage/retro se dan cita en el Palacio de Santa Bárbara (Madrid). Una oportunidad muy golosa para curiosear y buscar pequeños tesoros que no dejé pasar. 

Jugueteando con joyitas, tocados y accesorios de anhelo 

Desde cupcakes a bolsos Dior de los años 30. Se pueden encontrar monerías como polveras, broches y monederos de todas las décadas hasta abrigos y conjuntos. Salgas o no con los bolsillos vacíos y las manos llenas, los mercadillos como éste siempre son una buena excusa para dar un paseo por Madrid y disfrutar de una tarde diferente. ¿No crees?

Zapatitos y gorros de Adorable MissFontaine 

¡Y eso ha sido lo más destacable de estas semanas! 
Por lo demás, todo sigue más o menos igual que estaba antes de ausentarme, incluida mi vida de becaria frustrada. Aunque últimamente me está dando apetito de villancicos. No sé si será cosa del frío o de los adornos de Navidad, que por poco no se mezclan con los de Halloween... ¿No os da la sensación que cada año los colocan antes? 

jueves, 28 de agosto de 2014

Ahí está el detalle

Cuando me enteré de que iban a rodar una película sobre la vida de Mario Moreno pensé que aquello sólo podría acabar de dos maneras: convertido en una auténtica maravilla o en algo verdaderamente bochornoso. Me daba miedo que destrozaran un personaje tan tierno de mi infancia, de mi vida, que cayeran en la caricatura, en el mal gusto y en la chanza. Pero por otra parte sentía verdadera curiosidad por ver a Cantinflas desde otra perspectiva, verle "renacer" en algún sentido más allá de sus películas. Luego... llegó Óscar.


¿Un español interpretando a Cantinflas? Mario Moreno es mucho más que un comediante. Es un símbolo de México. Es México. Con la cantidad de actores mexicanos deseando devorar el papel, ¿cómo podían haber elegido a un actor catalán? Esa y otras mil preguntas y tacos recorrieron la mente de muchos ofendidos (no solo mexicanos). Latinoamérica se echó las manos a la cabeza. La crítica estaba servida. A mí me temblaron las piernas. 

Tras una espera que ha durado algo más de un año, ya podemos asomarnos al resultado gracias al trailer de la película. Dos minutos que llevaba esperando mucho tiempo y que no creo dejen indiferente a nadie. Al menos a nadie que haya visto una película de Cantinflas.


Meses de trabajo, clases particulares de danza y fonética, muchas horas ante las más de cincuenta películas del genio mexicano y un talento indiscutible, unido a la labor de un gran equipo, han dado este resultado. Pese a todo, habrá quienes sigan rasgándose las vestiduras. Pero habrá muchas más personas emocionadas y agradecidas por este gran proyecto.

A Mario le debo muchos buenos momentos, un gran trozo de mi infancia y parte de ese cariño tan especial que le tengo a México. A Óscar le debo agradecer el coraje, el esfuerzo, las ganas, el cariño y el  respeto que ha demostrado tener por ese pequeño gran hombre... que se atrevió a triunfar con los pantalones caídos.

sábado, 12 de julio de 2014

Diez cosas que hacer en verano (si te quedas en casa)

Cuando firmé mi contrato de becaria frustrada hubo algo (muy importante) que pasé por alto. Sin ser consciente de ello, estaba firmando mi sentencia a un verano sin verano. El primer verano sin verano de mi vida. Algo que jamás pensé fuera a ser tan horrible. 

De buenas a primeras, el verano deja de ser ese periodo de tres meses sin preocupaciones en el que se pierde la noción del tiempo para convertirse en... la misma rutina de siempre. La única diferencia con el resto del año es que hay quienes sí tienen un verano con verano, lo que te hace sentir un ser desdichado e infeliz privado de uno de los grandes placeres de la vida. Forma parte de esa cosa tan molesta llamada "crecer". Con el tiempo, se adquieren nuevas responsabilidades y se pierden ciertos privilegios que nos convierten en "adultos". Una palabra muy fea, la verdad. 


Por suerte, tengo una semana de vacaciones (que presiento será la más corta de mi vida) en la que poder disfrutar de lo que solía llamar "verano". Mientras tanto, tendré que acostumbrarme a esa extraña, breve y agridulce sensación de "veraneo" que comienza al salir de la oficina y acaba a las seis de la mañana con el chillido del despertador. 

Si eres de los que está más que acostumbrado a los veranos sin verano (bien porque estés trabajando o bien porque no puedas pegarte unas buenas vacaciones lejos de casa), ¡tranquilo, no todo está perdido! Marilyn Monroe y Tom Ewell tuvieron un verano de lo más entretenido sin salir de casa en The Seven Year Itch, ¿por qué tú no vas a poder tenerlo? 

Te traigo diez remedios caseros para hacer más llevadero el verano sin que la rutina de siempre te fastidie lo que debiera ser la estación más chula del año. 
¿Empezamos?


Si eres de los que no tiene piscina privada o municipal y ni siquiera tiene un charco en el que poder meter los pies en diez kilómetros a la redonda, no sé a qué esperas para tomártelo con humor, ponerte el bañador y darte un buen chapuzón en la bañera. Está claro que no podrás tirarte de bomba, pero sí refrescarte un poquito e incluso ponerte manguitos 
(por si las moscas). 


Madrid es un solar maravilloso en verano. No hay ni un alma por la calle en pleno agosto... ¡porque está todo el mundo tomando el sol en la azotea! Quizás tu ciudad no tenga mar, pero seguro que sol no le falta. Aprovecha para ponerte morenito sin salir de tu edificio. 
A falta de playa... azotea es buena.  


Una de mis cosas favoritas del verano son las bebidas refrescantes. La casera con limón, los zumitos y batidos de frutas bien fresquitos... ¡y por supuesto el tinto de verano, la sangría y los mojitos! Pon el vaso hasta arriba de hielo y prepárate tu bebida favorita
Hidratarse en verano es necesario... ¡y delicioso!


Llenar el salón de arena no es muy factible, la verdad. Pero sí montar una fiesta con buena música, bañadores, flotadores, collares de flores y cócteles con sombrillitas por todas partes. Monta una buena fiesta en casa y olvídate de a qué distancia queda la playa de ti


Helado, helado, helado y más helado. 
Comer helado es una de las mejores cosas de la vida. Ten un buen cargamento en el congelador y no te prives de uno de los placeres de esta estación. ¿Mi favorito? El helado de nube (de Hacendado). Demasiado empalagoso para Mr Buttercup... ¡pero a mí me encanta!



Puedes estar muy lejos de la playa, pero siempre tendrás un pueblo cerca. 
Y todo pueblo que se precie tiene sus fiestas. Y toda fiesta de pueblo tiene una verbena. 
Y no hay nada más veraniego que una verbena de pueblo. Yo que tú me iba a la más cercana y me echaba unos bailes en la plaza. Si no... siempre te quedará el salón de tu casa.


Por muy pequeño que sea tu pueblo siempre habrá algo que no conozcas de él. 
Hay monumentos, sitios curiosos o museos que pasan desapercibidos a diario. 
Aprovecha el verano para conocer a fondo tu ciudad, visitar los museos en los que nunca has estado y hacer un pequeño gran tour que te haga sentir "guiri" por un día. Merecerá la pena.


Si eres de aquellos que se van a pasar el verano estudiando... 
siempre puedes hacerlo metido hasta la cintura en una piscina (o en una bañera) 
con un bebida energética servida a modo de cóctel al lado. 


Las tardes de verano son perfectas para disfrutar de un picnic en buena compañía. Ya sea en el parque más cercano o en el campo, siempre tendrás una gran ventaja con respecto a quienes decidan comer en la playa: Tu comida estará a salvo de las gaviotas y la arena


Y por último, una sugerencia de parte de Marilyn:
"Cuando hace un calor como este, ¿sabes lo que hago? 
¡Meto mi ropa interior en el congelador!"


sábado, 28 de junio de 2014

Los labios fucsia son para el verano

Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que escribí en este diario... que me fui con un Rey y he vuelto con otro. Este último mes ha sido bastante completito: bodas, comuniones, trabajos, exámenes... Y todo ello compaginado con mi vida de becaria frustrada. ¡Pero ya estoy de vuelta! Fresca como una lechuga y con muchas ganas de retomar el blog. 

Para compensar este mes que he estado ausente, he decidido retomar el blog con un post bastante completito: outfit veraniego + consejos de maquillaje para esta temporada + playlist de Spotify cortesía de una servidora. Sí, sí. Estoy que tiro la casa por la ventana.


 Después de sobornar a mi hermana con helado, conseguí que me hiciera algunas fotos para compartir con vosotros. La verdad es que fue una tarde la mar de entretenida, ya que casi nos quedamos tiradas con el coche a 5 km de casa. Ya me imaginaba empujándolo en tacones a pleno sol cuando, en un último intento de desesperación, tuvo piedad y se puso en marcha. ¡Salimos de allí como alma que lleva el diablo antes de que cambiara de opinión!


Outfit 
Después de contaros la pequeña odisea, vamos con el outfit. Ya os comenté en su día que la idea de camiseta básica + falda me parecía fantástica, muy recurrida para conseguir un look retro cómodo y sencillo. Mi aportación a esta teoría es la siguiente: camiseta de manga corta blanca y falda de tubo de cuando mi mamá era una mozuela. 


El color de la falda es muy veraniego, al igual que el tejido: ¡fresquito, fresquito! 
No es demasiado ajustada, lo justo como para marcar la forma de las caderas sin necesidad de asfixiarme (detalle que se agradece, la verdad). Además tiene la opción de poner un cinturón, cosa que no he hecho para evitar complicar el outfit. Por último, unos zapatos cómodos de tacón bajo que no nos muerdan demasiado los pies... ¡Y listo! 


Maquíllate, maquíllate 
Pasemos al maquillaje. En verano la piel tiene que lucir lo más natural posible. Para estas primeras semanas de verano, la mejor opción es una BB Cream o una CC Cream. Os animo a que probéis las dos. En mi caso, he terminado decantándome por la CC Cream de Bell: buena cobertura sin que parezca que me he untado con una espátula, acabado natural, se adapta perfectamente a mi tono de mi piel... ¡es una maravilla! 

Para aquellas que queráis algo más de cobertura y duración sin prescindir de un acabado natural, os recomiendo la Whipped Cream Foundation (Güipe Crim Fundeichon para los amigos) de Max Factor. Es la base que llevé en esta sesión de fotos. Gracias a que es una fusión entre mousse y base líquida, no reseca tanto la piel y consigue un acabado ligero muy bonito. Lo mejor es aplicarla con ayuda de los dedos o una brochita haciendo círculos. 

Después vienen los días de playa y piscina... ¡y bajo ningún concepto podemos usar nuestra base de siempre! Una vez bronceada, procuro utilizar un poco de corrector y polvos de sol únicamente. Dan un aspecto dorado precioso y la piel se ve increíble. 

En verano los ojos procuro no cargarlos demasiado. Una máscara de pestañas y algo de eyeliner en la línea de agua superior son suficientes... ¡ya que el protagonismo se lo doy a los labios! Sustituyo el carmín cereza por rojos muy vivos o fucsias, como en este caso. El labial que llevo es el Rock Idol Lipstick 06 de Kiko, uno de mis grandes descubrimientos este año. Aunque parezca rojo, es un tono rosa muy muy fuerte. ¡Me encanta!


Camiseta: Primark
Falda de tubo: Vintage 
Zapatos: Pasther (Hechos en España)
 Pulsera: Bijou Brigitte 
Gafas: H&M 



Y para terminar con buen ritmo este post veraniego, aquí os dejo una playlist de Spotify para bailotear mientras coméis helado. ¡Buen provecho y hasta la próxima!  

martes, 22 de abril de 2014

En busca del libro perfecto

Ya sea de miedo, de risa, de ciencia ficción o amor apasionado, un libro siempre tendrá un valor incalculable. Más aún si es un regalo de alguien especial. Más aún si tiene una dedicatoria (chiquitita o gigantona) en la primera página. Mucho más aún si viene acompañado de una rosa roja celebrando el 23 de abril. 

La diada de Sant Jordi, el día de San Jorge, está a la vuelta de la esquina. 
¡Un día que nos da muchos motivos para tenerlo bien señalado en el calendario! 
Y es que no todos los días se mata a un dragón y se salva a una princesa (que se lo digan a San Jorge), ni dos grandes escritores como Shakespeare y Cervantes se ponen de acuerdo para morir en la misma fecha. Por esta razón, se regala una rosa, recordando a la que brotó de la sangre del dragón que mató San Jorge (según cuenta la leyenda), y un libro, en memoria de los dos grandes genios de la literatura universal. Todo un detalle, ¿verdad?

 En teoría, los hombres regalan una rosa a las mujeres (tal y como hizo San Jorge regalándole una rosa a la princesa que acababa de rescatar) y ellas les premian con un libro. "En teoría". Porque hoy en día no sólo se regalan libros sin discrepancias de sexo, sino que también se regalan rosas a los hombres. Al menos yo lo hago. ¿Por qué? No sé. 
Yo también maté un dragón en su día, supongo.  


Si eres de los despistados que no recordaban que el día del libro estuviera tan cerca, si por el contrario eres de los que llevan días dándole vueltas a la cabeza buscando el título perfecto sin encontrarlo o si eres de los que piensa que todos los días son buenos para regalar libros, estás de enhorabuena. Y si no te has decidido nunca por celebrar este día con un libro y una rosa... también. Este año puedes unirte a la diada de Sant Jordi por todo lo alto con esta pequeña selección de libros molones; siete títulos con saborcito vintage que pueden sacarte de un apuro el 23, convertirse en tu compañero de bolsillo los días del año que prefieras o, por qué no, ambas cosas a la vez. ¿Empezamos?


Criadas y Señoras
Katheryn Stockett

Sin duda alguna, uno de los mejores libros que he tenido el placer de leer en mucho tiempo. 
Una delicia que sin duda merece ser el número uno en esta lista de recomendaciones. 

Mississippi, 1962. Entre las comodidades y novedades que trae la década de los sesenta, persiste el lastre de la segregación racial en la sociedad norteamericana. Los lavabos, autobuses y hospitales siguen haciendo distinción entre unos y otros y las señoras blancas se ocupan de elegir electrodomésticos y vestidos a la última mientras dejan a sus hijos y sus hogares al cuidado de criadas negras. Hasta que alguien se atreve a cuestionar las reglas y busca la manera de cambiar las cosas... asumiendo las consecuencias. 

"Criadas y Señoras" es una maravilla repleta de personajes de los que es imposible no enamorarse. Comedia y drama se encuentran en un entramado de historias que te tendrá enganchado desde la primera hasta la última página. Un acierto en mayúsculas. Palabra.


Una tienda en París
Màxim Huerta

Dejamos a un lado Estados Unidos para irnos a otro país: Francia. 
Máxim Huerta nos traslada a París en compañía de Teresa, una joven dispuesta a cambiar de vida y dejar Madrid por París movida por un cartel antiguo. La curiosidad y el destino hacen que una vez allí descubra la historia de Alice Humbert, la antigua propietaria de una tienda de la que ahora se hace cargo ella. Poco a poco vamos conociendo la vida de esta misteriosa mujer, sus entresijos en el revoltoso París de los años veinte, sus pasiones y vivencias con personajes tan relevantes como Coco Chanel. Dos historias, dos mujeres separadas en el tiempo que tienen mucho más en común que una simple tienda en París. 
Un pequeño tesoro hecho novela digno de un hueco de honor en tu estantería. 

Una pasión vintage 
Isabel Wolff 

¿Qué os parecería montar una tienda de ropa y accesorios vintage? Suena bien, ¿verdad? Pues eso es lo que hace la protagonista de "Una pasión vintage", Phoebe, una joven de 33 años que decide dejar su trabajo y montar una tienda vintage en un suburbio de Londres. Un buen día se cruza en su camino una anciana francesa dispuesta a desprenderse de su fabulosa colección de vestidos... a excepción de un abrigo de niña azul. A partir de esta prenda, comienza una historia de recuerdos que nos trasladan a la Segunda Guerra Mundial. Sin duda, una novela con muchos ingredientes para sorprenderte.



Retratos y encuentros
Gay Talese

No conozco a nadie que lleve el sombrero con tanta elegancia, a nadie que vista con tanta clase en los tiempos que corren. Quizás tenga algo que ver que su padre fuera sastre, quizás sean sus orígenes italianos. Quizás que él sea el periodista al que más envidio. Gay Tales es uno de los supervivientes de la era dorada del periodismo, uno de los pocos que aún puede contar cómo se las gastaba Sinatra durante sus grabaciones o las manías de Muhammad Alí antes de entrar al ring. "Retratos y encuentros" es una recopilación de algunos de los mejores artículos y perfiles del periodista. Encuentros con personajes como Joe Dimaggio, Kennedy, Peter O'Toole entre otros que nos desvelan facetas que jamás conoceríamos de no ser por Talese. Un imprescindible delicioso de uno de los grandes de la profesión.  

Desayuno en Tiffany's
Truman Capote

Todos hemos visto a esa Audrey inmortal de moño alto, perlas y vestido negro ajustado. Pero pocos conocen realmente a la verdadera Holly Golightly que un día imaginó Truman Capote. Quizás vaya siendo hora de hacer presentaciones formales con la maravilla que inspiró la película. Por muchas veces que hayas visto la versión de Hollywood, te aseguro que el libro logrará sorprenderte con creces. Y no temas, también hay un gato en la novela.



Y para terminar, dos grandes mujeres.

El diario de Frida Kahlo, un íntimo autorretrato 
Introducción de Carlos Fuentes

Frida Kahlo es una de las mujeres a las que más admiro, una inagotable fuente de inspiración para mí. La artista plasmó sus pasiones y su dolor en un diario, espejo de los fantasmas que la visitaban en su cama y allá a donde fuera. Dibujos y palabras, trocitos de la artista que se suceden en estas páginas, adentrándonos en una Frida que sufrió, amó y vivió la vida de manera intensa a pesar de lo corta y cruel que fue con ella. 

Fragmentos
 Marilyn Monroe / Prólogo de Antonio Tabucchi

Más allá del vestido blanco que ondeaba vaporoso bajo el cielo de Nueva York. Más allá del contoneo de esa corista con ukelele que hacía reír con Jack Lemmon y Tony Curtis. Más allá de los Kenney, de Joe Dimaggio, de todos. Más allá de Hollywood. Fuera de todo aquello, a lo lejos, ni siquiera estaba Marilyn. Lo poco que quedaba una vez se llamó Norma Jean. Una mujer repleta de miedos, de soledad, que buscaba encontrarse en libretas y divanes de psicoanalistas. Sus reflexiones, anotaciones, conclusiones e incluso dotes para la poesía, quedaron  plasmadas en viejos cuadernos que han salido a la luz hace algunos años. Gracias a la publicación de "Fragmentos" tenemos la posibilidad de conocer el lado más íntimo de Marilyn. Ya ni siquiera sus miedos e intimidades han quedado a salvo del público. 



Desde novelas a prácticamente autobiografías. 
Espero que esta pequeña lista te haya dado algunas ideas para regalar en el Día Internacional del Libro o para disfrutar cualquier otro día del año.
De la rosa, te encargas tú. 

sábado, 19 de abril de 2014

Spring inspiration: Candy Crush Vintage!

¿A qué te están sabiendo estas vacaciones de Semana Santa? 
A mí a torrijas (demasiadas torrijas), paseitos entre pasos con Mr Buttercup y más de cinco horas de sueño. Se agradecen días así y con un cielo tan bonito como el de hoy, más todavía. ¡Por fin ha llegado el buen tiempo! 


Con la Semana Santa nuestro armario pide a gritos un cambio de rumbo, ¡es hora de reemplazar la ropa de invierno por prendas más fresquitas! Faldas, blusas y vestiditos vuelven a la carga con el solecito, y con ellos las sandalias, cuñas y las eternas manoletinas. Si estás pensando en renovar tu armario con una tarde de compras, aquí tienes una buena dosis de inspiración: un trocito de la colección primavera - verano de Lena Hoschek. Tonos pastel, estampados florales y de cuadros son los reyes de la pista en esta estación, todo ello con saborcito sixties para la diseñadora alemana. 
¡Echa un vistazo e inspírate!


¿Eres más de melenita midi o de melena extra larga para hacer buenos recogidos? 
Yo ya estoy pensando en mi próxima visita a la peluquería...




La primavera pide dulcificar los rostros con tonos pastel.
Personalmente, me encantan los tonos coral tanto para blush como para los labios.




¡Ojo! Los zapatos de salón con puntita afilada vuelven esta temporada, 
¡así que no dudes en rescatarlos del fondo del armario! 


¿Qué te han parecido estas pildoritas primaverales? 
¡Espero sirvan de algo a la hora de coger ideas para esta nueva temporada!
Para terminar, te dejo una playlist hecha con todo mi cariño y apta para alérgicos al polen.
¡Buen provecho y feliz Semana Santa!


domingo, 6 de abril de 2014

Tarde cien por cien vintage

Ayer Mr. Buttercup y yo pasamos el día en Madrid. Sabiendo que en el número 10 de la calle Fernando VI había un mercado vintage, no dudamos en echar un vistazo al final de la tarde. 
Y así, terminamos volviéndonos locos en 100% Puro Market. 


Situado en una antigua fábrica de carruajes, este mercado hacía gala de ropa, accesorios, zapatos, objetos, muebles, elementos de decoración vintage... ¡todo con permiso de regateo! Yo caí rendida ante estos guantes de conducir (40 €) y la verdad es que me arrepiento un poquito de no haberme vuelto con ellos a casa. ¡Pero la vida sigue!


Había ropita vintage y retro para todos los gustos. ¡La mayoría de los tejidos eran increíbles! Mr. Buttercup tuvo un flechazo con un maravilloso pañuelo de seda de tonos verdes que al final se vino a casa con nosotros por tan solo 10 €. Muy bueno y ¡muy barato!




100% Puro Market ha estado abierto desde el 3 de abril hasta hoy domingo día 6. Por lo visto, tal ha sido la acogida que los dueños de los expositores están deseando repetir... ¡la semana que viene! Así que aquellos que no hayan podido pasarse esta semana, tendrán una oportunidad el fin de semana que viene. La única condición a los dueños de los puestos ha sido que traigan género distinto al de esta ocasión. Mismo sitio, ¡más cosas! ¿Repetimos?


En colaboración con Cáritas, 100% Puro Market ha mantenido una recogida de alimentos durante los cuatro días de jornada que ha permanecido abierto. Un gesto solidario que invita a que no nos olvidemos de aquellos que están pasando un mal momento con una pequeña aportación que significa mucho para otras personas. Y es que hay algo mejor que una tarde de compritas vintage: unas compritas vintage con un toque de solidaridad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...